Visita a las Colmenas de Miel Cuscurita en el Entorno del Cañón

Apicultores por un Día

Durante siglos la apicultura ha desempeñado un papel relevante en la subsistencia de las familias campesinas en los pueblos alrededor del Cañón del Río Lobos. Por todo el campo es fácil encontrar las huellas de esta actividad tradicional, hoy ya muy abandonada.

En el propio Cañón se pueden ver las típicas colmenas hechas de un tronco de árbol ahuecado en el paraje conocido como el Colmenar de los Frailes, y en las inmediaciones de Ucero hay varios colmenares donde se combinan estas colmenas tradicionales con otras más modernas.

En el pueblo soriano de La Hinojosa, casi en la frontera con la provincia de Burgos, Miguel e Inma mantienen su propia tradición familiar con la elaboración de una miel de flores con nombre de ‘Cuscurita’, y, cuando disponen de tiempo para ello, realizan visitas guiadas a sus colmenas.

Mitad hobby, mitad negocio; para Miguel e Inma la apicultura es sobre todo una pasión.

Nos explican que el trabajo del apicultor consiste fundamentalmente en la cría de abejas; de la miel se encargan ellas. El apicultor debe visitar periódicamente la colmena para comprobar su estado de conservación. Observa la actividad de las abejas obreras y vigila las señales de una posible enfermedad.

Durante el verano las obreras van almacenando la miel que la colmena necesitará para alimentarse a lo largo del invierno. Sólo se cosechará el excedente que producen, siempre con moderación; sin comida la colonia perecería en un día.

Cañón del Río Lobos - Colmenar de los Frailes Colmenas tradicionales en el paraje del Colmenar de los Frailes Colmenas tradicionales y modernas en un colmenar cerca de Ucero Colmenas Cuscurita en La Hinojosa Preparándose para abrir la tapa de una colmena Preparando una alza para añadir a la parte superior de una colmena Rociando la colmena con humo con el fin de tranquilizar a las abejas El interior de una colmena Sacando los panales de una colmena Un panal con las atareadas abejas trabajando en él La abeja reina poniendo sus huevos en las celdillas de un panal Monte de jaras y espliegos alrededor del colmenar Flor de espliego con una abeja Abejas volviendo a su colmena Junio: flores, abejas y cielos azules apicultores por un día


Antes de reconocer el interior de la colmena, las abejas se rocían previamente con humo con el fin de tranquilizarlas. Si los panales están llenos y no tienen espacio para crecer, el apicultor debe colocar una alza donde las abejas pueden ir colonizando nuevos panales

La abeja reina se diferencia fácilmente del resto de las abejas en su estructura corporal, pues su abdomen es mucho más largo. En nuestra visita tuvimos la suerte de poder observar esta reina poniendo sus huevos en uno de los panales.

Una visita fascinante, llena de sensaciones, a manos de unas personas apasionadas, didácticas y encantadoras. El enjambre impresiona bastante al principio, pero rápidamente uno se acostumbra, y el traje protector da mucha tranquilidad.

Contacto:
Miguel / Inma: Tfno. 619 802 154 - 650 690 718
E-mail casascuscurita@hotmail.com

apicultores por un día